El conocimiento de nosotros elimina la ansiedad.

A la ansiedad podríamos compararla con el agua de un río; si intentásemos controlarla poniéndole un dique de contención en un punto de su cauce, seguramente, rebosaría desbordándose y creando uno o varios cauces nuevos. Del mismo modo, nuestra ansiedad tenderá a abrirse camino creándonos nuevos trastornos cuando hayamos superado alguno. Así, el fumador que abandona su hábito probablemente se encontrará con otros o con obsesiones y ansiedades que antes no tenía; quien supera la agorafobia suele encontrarse con multitud de obsesiones; quien supera una obsesión suele encontrase con otra, y así sucesivamente. Esto es resistencia, y la resistencia produce conflicto que es más ansiedad. Aprende a dejarte llevar por la corriente, no puedes luchar toda tu vida, conoce el rio, conocete a tí mismo y llegarás a la otra orilla. Conociéndonos a nosotros mismos y aprendiendo de nuestras experiencias, mediante la meditación y la conducta adecuada, podremos eliminar nuestra ansiedad y disfrutar de la paz que conlleva".



http://filosofiachina.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario